a picture is worth a thousand words

Juan Antonio Cebrián

JO-D-150524-Cebrian01_590pix

En mi juventud me pasé miles de madrugadas junto a la radio esperando esa combinación de historia, misterio, cultura y actualidad que no te dejaba dormir. Pero sobretodo esperaba escuchar a ese narrador que fabricaba el milagro de convertir simples palabras en algo apasionante. Era el inolvidable Juan Antonio Cebrián.

Siempre quise rendirle un homenaje, por el sentimiento de deuda hacia alguien que te ha hecho pasar tan buenos momentos a cambio de nada, y al que nunca tuviste la oportunidad de agradecérselo.

Porque aquellos no eran programas de radio, eran regalos. Así que, allí donde estés maestro… gracias!

Juan Antonio se fue, pero nos ha dejado muchas cosas: miles de horas de radio, más de una decena de libros, una asociación cultural, un bosque, un premio con su nombre y un centro cultural… pero sobretodo una legión interminable de buenos amigos, seguidores y admiradores (casi siempre todo a la vez) que mantienen viva su memoria. Lo que yo llamaría la familia de La Rosa de los Vientos.

Me gustaría mandar un fuerte abrazo a Silvia Casasola por la amabilidad y el cariño que me ha mostrado y por la inestimable ayuda que me ha brindado en la realización de estas ilustraciones.

JO-D-150524-Cebrian03_590pix

JO-D-150524-Cebrian02_590pix

Leave a Reply